lunes, 11 de diciembre de 2017

FOTO Nº 10


Ya sé, ya sé... entre unas cosas y otras ya llevo casi tres meses sin pasarme por aquí. Mis disculpas.


Vuelvo con el tema fotos, porque me enerva menos y además, no quiero cabrearme por cosas que no puedo controlar. Es un gasto de energía y de salud mental que no merece la pena.

La imagen que traigo hoy es de un belén (no podía ser de otra manera en estas fechas, ¿no?)


Esta foto ha de ser, forzosamente, de 2010 ya que fue la última Navidad que pasamos en San Juan.
Es un belén que monté yo, con figuras compradas en lo que entonces eran las tiendas de “los veinte duros”. Con el tiempo, ya con los bazares chinos o “los chinos” amplié la colección... y me volví más perezosa (llevo un par de años sin sacarlos de la caja). Como ocupaba bastante, lo puse en una vieja mesa de TV (¿Os acordáis cuando las teles eran tan pesadas que necesitaban una mesa?) en la entrada de casa.
A ver, no tengo abuela, así que, en mi opinión, me quedó la mar de chulo y todas las figuras casaban muy bien en mi historia del belén.
Al lado de la mesa estaba el árbol.
Creo que no decorábamos nada más. Una vez tuneé los cristales y luego costó un huevo quitar aquella porquería...
Y vosotros, ¿decoráis la casa? ¿Sois de belén, de árbol, o de todo a la vez? ¿Ponéis figuras colgando de las ventanas? ¿Y luces por todas partes?

Por si no vuelvo antes, os deseo a todos una feliz salida y entrada de año y que paséis estos días de la mejor manera posible.
Ya sabemos que, en general, es todo una inmensa falsedad: grandes comilonas con gente que ni nos agrada ni les agradamos, llamadas de gente a la que no ves en todo el año, gente que presume de familiar y deja a madres o padres solos porque sus parejas no los aguantan o lo que sea... en fin, que hay quien la llama Falsedad y no andan escasos de razón.

Gracias por vuestra visita.

Sed felices.

Ygerne
💋💋💋💋

sábado, 30 de septiembre de 2017

BANDERAS Y FALSOS PATRIOTAS


Tengo que decirlo, porque si no, reviento.
Que sepáis que esos que ponéis la bandera en la ventana sólo cuando juega la selección o ahora porque los malvados catalanes quieren romper España, me parecéis unos hipócritas de tomo y lomo.

¿Qué pasa, que el resto del año no sois españoles?

En cuanto acaba el mundial, a recoger la bandera y en cuanto pase el lío de las elecciones (o no elecciones) volveréis a guardarlas y aquí no ha pasado nada... ¡Hipócritas!

¿A que no hay huevos de mantenerla todo el año?

Conozco gente de la bandera ondeando los 365 días y a esos, los respeto. ¡Olé tú! Te sientes patriota y quieres demostrarlo y lo haces a diario; los demás... ya lo he dicho.

Estas semanas mucha banderita, pero dentro de unos días, os lo quitáis de encima como si quemara. ¡Falsos! Que sólo buscáis destacar.

Cuidado, lo mismo vale para los perfiles de las redes sociales, que mañana nos avergonzamos de ser españoles, pero ahora proliferan como setas las banderas para demostrar no sé qué...

Ahora, podéis dejar de seguirme o lo que queráis, me da igual.

Gracias por vuestras visitas y vuestro tiempo.

Si después de esto queréis seguir visitándome soy bienvenidos.
Ygerne
💋💋💋💋

sábado, 16 de septiembre de 2017

FE

Esta vez no voy a colgar ninguna imagen...
Es algo que empecé a pensar esta mañana y sentí la necesidad de contarlo...


Hace un mes o dos, un vecino del barrio se ordenó sacerdote. No hay más misterio...
Lo que ocurre es que no puedo dejar de pensar en qué pasa por la cabeza de un chico de apenas 25 años que toma una decisión semejante...
Me diréis: es que tiene fe y por eso renuncia a todo.
Vale, y yo admiro esa fe. De veras que sí, y la envidio. Envidio esa fe tan inmensa en algo, sea el dios que sea, ese sistema de creencias tan férreo e inquebrantable (vamos a suponer que aparte de la fe, cumple con otros preceptos y no como algunos que sólo van a la iglesia a estrenar modelito y pegarse golpes en el pecho para, a la salida, ser el mayor hijo de la grandísma puta).
Pero no lo entiendo... se escapa a mis entendederas (cortas para algunos, supongo) que alguien tan joven renuncie a todo para ingresar en el sacerdocio...
Algunos me diréis ¿y los que dejan su vida y se van de cooperantes?
Pues no es lo mismo, amigos. Los que van de cooperantes, pueden salir, tener pareja, casarse, tener hijos... Los curas no, al menos de manera legal...
Los cooperantes pueden renunciar a parte de sus vidas, pero no a todo. Los curas sí.
Ya está, tenía que echarlo...

Gracias por vuestras visitas y vuestra paciencia infinita.
Ygerne
💋💋💋💋


viernes, 8 de septiembre de 2017

FOTO Nº 9


Vuelvo con mis fotos...
Esta imagen no tiene mucha miga...
Es un ramo de flores, cogido de la huerta que tenían (más o menos) mis tíos. Cultivaban algunas cosillas y tenían flores tan bonitas como éstas.


La foto es muy mala, tiene muy poca luz, está mal enfocada... vamos, que no hay por donde cogerla. Pero el ramo era bonito y a mamá le hacía ilusión tener una foto para el recuerdo.
El sitio donde estaba el ramo, no tenía mucha luz, probablemente tomé la foto al llegar a casa, o sea, tarde y mi falta de pericia con luces y demás, hizo el resto...
No tengo idea del año en que se hizo, fijo antes de 2005, pero soy incapaz de datarla exactamente.
Oye, no es buena, vale, pero sirve para que veáis que no me doy el pisto y sólo pongo imágenes bonitas... mis comienzos fueron así de malos (si hay ejemplos peores los pondré, aunque espero haberme deshecho de ellos) y aún hoy hago fotos borrosas o con poca luz o todo a la vez...
A vosotros también os pasa, ¿o no?

Gracias por vuestras visitas y vuestra paciencia infinita.
Ygerne

💋💋💋💋💋

domingo, 3 de septiembre de 2017

REFLEXIÓN Y PROPUESTA (Continuación)

Más que un post, esto es una actualización del post anterior.
David Generoso ha reunido varios textos sobre el atentado de Barcelona, como prometió, y los ha publicado aquí:




domingo, 20 de agosto de 2017

REFLEXIÓN Y PROPUESTA

Barcelona, te quiero

Hay semanas en las que no apetece escribir. Tan solo abrazar al que tienes al lado. Todo el rato. Como si se fuera a terminar el mundo.
A veces lo parece. Que el mundo se va a la mierda. O que nosotros vamos a acabar con él. Un abrazo fuerte si estás leyendo esto desde Barcelona. O desde Madrid. O Nueva York. O París. O Londres. O Manchester. O Niza. O Berlín. O Bruselas. O Mosul. O Hizan… Son ya demasiadas las ciudades sacudidas por el odio.
Yo viví de cerca el 11M, como casi todos los que residíamos en Madrid en el año 2004. Y después de asimilar el horror, escribí sobre él. A modo de terapia. Una de las cualidades de la escritura es esa, exorcizar demonios. 
Vomitar las palabras venenosas sobre el papel logra expulsarlas también de nuestro organismo. Porque las vemos de una forma diferente, procesadas y un poco ajenas.
Escribir como terapia. Hagámoslo. Sin miedo. Una frase tras otra. Hasta que duela menos. Y si te apetece, mándame lo que hayas escrito y un día preparo un artículo especial con las aportaciones que reciba.
David Generoso

Esta es la propuesta de David Generoso (si no le habéis leído, ya estáis tardando: https://davidgeneroso.com/). Escribir sobre el atentado, sobre cómo nos sentimos, nuestra reacción ante actos así...

Para mí, este atentado, como cualquiera de los que se producen cada día en cualquier punta del globo, son actos sin sentido. No me cabe en la cabeza que para demostrar que tus ideas, tu religión son mejores, más nobles, más puras, más certeras, tengas que masacrar a gente que no te ha hecho nada, que ni siquiera sabes cómo o qué piensa. ¡Joder! Cuando te pones tu bombita o conduces pensando en cuánta gente vas a matar, no piensas, directamente.
Si te pararas a pensar, si usaras las neuronas para algo más que asentir ante el capullo de turno que te dice lo que tienes que pensar y sentir, y cómo tienes que actuar, quizá verías que esa niña que vas a dejar sin padres o que vas a mandar a la tumba es la misma que te saluda cada día cuando va al cole. O la mejor amiga de tu hija o sobrina o hermana. Que podría ser tu hija, amiga o hermana que ese día se ha saltado tu prohibición de salir y de ir a Ese sitio.
Si te pararas a pensar, verías que esa gente que vas a matar, puede ser de tu misma religión o tener tus ideas. Si te pararas a pensar, verías que esa gente no está haciendo nada malo. Está comprando, paseando, pasando el día con los suyos y que nada de eso se mete con tu religión ni tu cultura ni tus ideas.
¿De verdad crees que matar gente te hace mejor persona? ¿Qué tu religión va a ser más valorada? De acuerdo, lo que queréis es sembrar terror, no pensáis en nada más... Yo tengo razón y tu no. Te mato. Así de simples sois...
Convertís a la gente que matáis en mártires. Convertís a gente de vuestra religión en enemigos...
Esa es otra cuestión claro. En el acto del atentado, culpamos al asesino y, por extensión, a los que son de vuestra raza, cultura, religión (si eso que practicáis vosotros se puede llamar religión, claro). Una eslabón más en la cadena de odio...
¿Por qué culpar a todos los musulmanes de lo que ha hecho un grupo? Es como condenar a todos los cristianos por las atrocidades cometidas en la Inquisición. Es como condenar a todos los alemanes por lo que hicieron los nazis. Es como condenar a todos los judíos por lo que hacen a los palestinos, y viceversa. Es como pensar que todos los vascos son ETA... Un puñetero sinsentido.

¡Puff! Yo ya me he desahogado... ¿Os animáis vosotros? Arriba tenéis la dirección de David Generoso y su invitación a participar en su artículo colectivo.


Un abrazo virtual enorme a todos. Seáis de dónde seáis y creáis en lo creáis... Bueno a todos, menos a los asesinos y sus impulsores. A vosotros sólo os deseo el peor de los infiernos imaginados por vuestras creencias y el olvido más absoluto. No merecéis ser recordados...

Ygerne

viernes, 11 de agosto de 2017

FOTO Nº 8

¿Qué tal si me dejo de excusas y promesas que casi nunca puedo cumplir y vamos al grano?
La foto que os traigo hoy es de un perro. Perro que tenía nombre,pero no lo recuerdo...
Sus dueños eran los dueños de la, prácticamente, única tienda del pueblo en el que crecí (había 2 carnicerías y una tienda similar en un “barrio” más alejado cuando nos mudamos. Cuentan que antes había incluso farmacia y zapatería, pero yo no las conocí). Tenían otro perro más o menos de la misma raza, que no salía del patio y una pequinesa con bastante mala uva que, creo recordar, desapareció un día sin dejar rastro (sospecharon que se la llevó algún marino)...


Este nos interesa porque andaba suelto por el pueblo y aunque no era agresivo con las personas, tenía bastante “apego” a las gallinas que tenían en un bar cercano...
Esa carita y esas orejas siempre desparejadas, eran su seña de identidad. No recuerdo que pasó con él, curiosamente...
Cuando empezaron a desarmar el pueblo, la tienda fue una de las últimas en caer y sus dueños, obviamente se mudaron. ¿Se llevaron a los perros o habían muerto antes? No tengo ni idea, la verdad.

Por supuesto, la foto es anterior a 2005, como todas las que os voy mostrando hasta ahora...

Gracias por vuestras visitas y vuestra paciencia infinita.
Ygerne
💋💋💋💋